4 Ejemplares de Especies Silvestres Fueron Liberados en su Hábitat Natural Fotos: SAG

La jornada de ayer fueron devueltos a su hábitat natural ejemplares de animales silvestres que, gracias al aviso oportuno de quienes los avistaron, pudieron ser atendidos y puestos fuera de riesgo en la zona de bosque nativo del Parque Alessandri de la comuna de Coronel. 

Tras la evaluación y tratamiento en los casos que lo requirieron, fueron liberados por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) dos tiuques (Milvago chimango), un tucúquere (Bubo magellanicus) y un pudú (Pudu puda). Según informó el director subrrogante del organismo para la región del Biobío, Iván Ramírez, “gracias al oportuno aviso de la comunidad pudimos rescatar estos ejemplares, los cuales fueron evaluados en el Hospital Clínico Veterinario de la Universidad San Sebastián (USS). En el caso del tucúquere y tiuques, debieron ser tratados en este recinto hospitalario, permitiéndonos devolverlos a su hábitat como es la zona boscosa del Parque Jorge Alessandri, la que está alejada del ruido, la perturbación y de sectores poblados, lo cual les permitirá adaptarse rápidamente”.

Habiendo alcanzado las condiciones necesarias para ser reinsertados en su medioambiente, podrán dejar atrás situaciones que evidencian la acción humana inescrupulosa como un peligro latente para la preservación de la vida silvestre y el patrimonio natural. 

 

 

El tucúquere rescatado en marzo pasado en el sector Tucapel-Polcura, presentaba múltiples impactos de perdigones y una fractura de metacarpo en el ala derecha. Lesiones similares a las de los dos tiuques. Agrava la situación que la caza de ambas especies se encuentre prohibida, dada su relevancia en la conservación del equilibrio medioambiental, siendo incluso controladores naturales de plagas. (Ver: Listado de especies prohibidas de caza)

 

 

 

 

 

En el caso del pudú, el ejemplar liberado había sido encontrado refugiándose en un roquerío de la playa de Bellavista, de la persecución a la que fue sometido por parte de un grupo perros, ya sea entrenados para la caza, por abandono o por tenencia irresponsable.

El cierre positivo de estos casos no hubiese sido posible sin la participación de la comunidad. Conocer las especies y dar cuenta a los organismos competentes es fundamental para poder actuar de manera oportuna y eficiente.  Manipular de manera inadecuada a los animales, o ponerlos en cautividad como medida de protección, constituyen también un riesgo para su vida. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *