Alive Inside: El Efecto de la Música Sobre el Alzheimer

La etimología de la palabra “recordar” es quizás una de las más hermosas: “Volver a pasar por el corazón” y, en qué otro lugar podría habitar la música que atesoramos. Este vínculo profundo es el que tuvo claro el equipo a cargo del emotivo documental Alive Inside (Vivos por dentro), en el que exploran de manera empírica el efecto de la música sobre personas que sufren Alzheimer.

Cuando las enfermedades degenerativas son unos de los principales padecimientos de las personas mayores, un grupo que crece cada día más en nuestra estructura social, encontrar mecanismos eficaces que puedan  mejorar su calidad de vida y la de sus cuidadores, resulta fundamental. Es ahí donde la música aparece como un medio de estímulo y tratamiento de síntomas relacionados con la amnesia, la demencia, el Parkinson o el síndrome de Tourette, dado su vínculo con los órganos afectados por estas enfermedades.

A nivel cognitivo, la música mejora el aprendizaje, la orientación en la realidad,  la capacidad de atención y concentración, además de influir positivamente en las habilidades de comunicación, aumentando la interacción y comunicación social, reduciendo y previniendo el aislamiento que sufren las personas que terminan atrapadas en sus mentes. También existen un beneficio directo en las habilidades sociales y la autoestima, mientras que en el plano físico, promueve la relajación, reduce la agitación y disminuye los niveles de ansiedad.

Pese a las probadas ventajas de la musicoterapia, su costo reducido y su sencilla implementación, aún no logra establecerse como un medio terapéutico básico, por lo que resulta fundamental promover su utilización incluso a nivel doméstico. Es lo que ha seguido haciendo Alive Inside desde que publicara en 2014 su documental que dio pie a la Fundación que persevera en la distribución de reproductores de música individuales al interior de hospitales, residencias y hogares de ancianos en Estados Unidos, en una iniciativa perfectamente replicable en otras latitudes.

Del mismo modo, el documental sigue abriéndose paso desde entonces por los diferentes países e idiomas, demostrando que para quienes han visto disminuida total o parcialmente sus memorias, “la música puede ser una puerta trasera hacia sus mentes” y una herramienta al alcance de todos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *