Aprueban plan que permitirá la recuperación y conservación del huemul en Ñuble

Este martes, el Ministerio de Medio Ambiente confirmó la aprobación de un plan de protección (Recoge) para el huemul que habita la zona cordillerana de Nevados de Chillán.

Así lo confirmó Carolina Schmidt, ministra de Medio Ambiente, quien explicó que este plan pretende “conservar y proteger a especies en peligro de extinción y las zonas donde habitan, mitigando las amenazas que le afectan”.

La propuesta Recoge involucra la activación de tres planes orientados a mejorar el estado de conservación de las especies nativas de Chile: Recuperación, Conservación y Gestión de Especies. De esta manera, “Recoge” está pensado como un proyecto que contribuye a la conservación de la fauna nativa de nuestro país y al desarrollo sustentable, en este caso, con tres especies: la fardela blanca, el huemul de Nevados de Chillán y el canquén colorado.

“Es una gran noticia la aprobación del Consejo de Ministros para la sustentabilidad de los planes Recoge para proteger estas tres especies clasificadas en peligro: el Canquén colorado, la Fardela Blanca y el Huemul. Las que se suman a los 5 planes Recoge que existen actualmente. Con esta iniciativa, buscamos conservar y proteger de mejor manera a las especies y zonas donde habitan, mitigando las amenazas que las afectan”, explicó la ministra.

 

                                                                                                                                                                                        Fotografía: Seremi de Medio Ambiente de Ñuble
                                                                                     Fotografía: Seremi de Medio Ambiente de Ñuble

 

Huemul de Ñuble

En lo referente al huemul en los Nevados de Chillán (Hippocamelus bisulcus), el alcance del plan Recoge, presentado por Conaf, corresponderá a los límites de la Reserva de la Biósfera Nevados de Chillán – Laguna del Laja, ubicada en el sector cordillerano de las Regiones de Ñuble y Biobío, y abarcará un periodo de 12 años.

Esta especie enfrenta diversas amenazas como la infraestructura y urbanización sin consideraciones para el huemul, prácticas ganaderas no sustentables, especies exóticas invasoras, caza ilegal, prácticas forestales inadecuadas, incendios y el cambio climático.

Patricio Caamaño, seremi de Medio Ambiente en Ñuble, indicó que «somos nosotros quienes estamos habitando un lugar que es hogar de estas especies, por esta razón es súper importante que se apruebe este plan de gestión y recuperación para tres especies de nuestro país, que están en peligro de extinción”.

 

Otras especies

Los proyectos que buscan la conservación de la fardela blanca y el canquén colorado fueron ingresados, respectivamente, por la ONG Oikonos y el Centro de Rehabilitación de Aves Leñadura.

La fardela blanca (Ardenna creatopus) es un ave presente en las Islas Robinson Crusoe, Santa Clara y Mocha. Sus principales amenazas son la presencia de especies exóticas invasoras, la falta de tenencia responsable de mascotas en áreas costeras, la presencia de luces y tendidos eléctricos en sitios reproductivos y la captura accidental por pesquerías.

En su caso, el plan se llevará a cabo en las áreas de nidificación, alimentación, y migración, considerando un tiempo aproximado de 20 años para su implementación.

Para el canquén colorado (Chloephaga rubidiceps), el alcance territorial será el área de distribución original de esta especie, en la Región de Magallanes, durante un plazo estimado de 15 años.

Su conservación se ha visto afectada especialmente por la presencia de carnívoros exóticos, así como por prácticas ganaderas no sustentables, labores mineras, actividades recreativas y modificación de su hábitat por proyectos de avance urbano.

 

 Información: Radio Cooperativa

Comparte esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *