Cepas del Valle del Itata serán el centro de tertulia gastronómico-cultural en San Pedro de La Paz Foto: Cedida

“Viñedos que dan que hablar” es la invitación de la ONG CETSUR para conmemorar el Mes del Vino Chileno. Una tertulia que busca poner en común saberes y sabores de la tradición vitivinícola del secano costero ñublensino, el Valle del Itata, reivindicando este formato de encuentro como una instancia de disfrute entre amigos y amigas, al calor de las cocinas, los alimentos y sus historias y la de los territorios. 

 

Así, este viernes 6 de septiembre, vinos que resumen más 500 años de tradición productiva, se convertirán en los protagonistas a partir de las 19:30 horas en el Centro Cultural Curarrehue de San Pedro de La Paz (Av. Las Rosas #66 B, Huertos Familiares). Mediante una adhesión de $15.000 por persona, los participantes podrán adentrarse a través del paladar y la palabra, en una historia que ancla sus inicios en asentamiento de las misiones jesuitas en una zona donde las vides calaron profundo la tierra y en sus habitantes. 

 

“Sostenemos que la vitivinicultura es más que una actividad económico-productiva, dado que el proceso productivo del vino es imposible de disociar de su arraigo a un paisaje cultural, compuesto de elementos ecológicos, culturales, entornos materiales y simbólicos que por generaciones han sido traspasados entre sus habitantes, a través cepas, artes y oficios puestos en práctica en las diversas etapas del proceso productivo, desde la parra a la copa que podemos degustar”, señala la ONG CETSUR, organizadores de este encuentro en su calidad de miembro del Programa Otras Instituciones Colaboradoras del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio (OIC). 

 

La tertulia “Viñedos que dan que hablar” acerca este patrimonio cultural a través de un convite de cepas de Ñuble, con un profundo componente emotivo entregado por el relato de cuatro de sus galardonados productores que estarán encargados de presentar las variedades y sus detalles. Se degustará el espumante de Manuel Soto, productor de la viña “Entre Valle” (Batuco, Ránquil), el Moscatel Blanco de Alejandría de Joel Neira Fuentealba, de la viña “Piedras del Encanto” (Ránquil), el Cinsault de María Loreto Alarcón, de la viña “Ñipanto” (Ránquil), y una cepa País, de la mano de la viña “Rey Criollo”, de Patricio Bustos (Portezuelo). Todo esto estará acompañado de delicias culinarias idóneas para cada variedad y del canto campesino de Gloria Toro y Fernando Escobar.

 

SOBRE LOS PRODUCTORES EXPONENTES:

  • Manuel Soto. Es productor de la viña “Entre Valle”, comuna de Ránquil, sector Batuco. Su espumante Brut Cinsault fue premiado este año con la medalla de oro en el 2° Concurso Catador Ancestral Wine Awards.

 

  • Joel Neira Fuentealba. Es productor de la viña “Piedras del Encanto”, en la comuna de Ránquil, siendo la tercera generación viñatera familiar que mantiene cepas patrimoniales como País, Cinsault y Moscatel de Alejandría. 

 

  • María Loreto Alarcón. Es productora de la viña “Ñipanto”, sector Fondo Ñipas, comuna de Ránquil. Su producción de Cinsault, reliquia almacenada desde hace casi 15 años en sus viñedos, ha sido premiada como el Mejor Cinsault de Chile en el 1° Concurso Catador Ancestral en 2017, con Medalla de Oro en el Catador Wine Awards en 2018.

 

  • Patricio Bustos. Es productor de la viña “Rey Criollo”, originaria de Portezuelo. Gran defensor de la cepa País y la singularidad de los vinos del Valle del Itata. Pertenece al Comité de Viñateros de Portezuelo y junto a otros productores levantaron el grupo asociativo EcoParra.  

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *