Cli-Fi: El Futuro de las nuevas generaciones está en juego por: JP Cifuentes Palma / juanpix@gmail.com

Nacido y criado en Massachusetts, Dan Bloom se graduó en 1971 de la Universidad de Tufts en Boston, donde se especializó en literatura europea posmoderna. También asistió a la Universidad Estatal de Oregón, donde trabajó en una maestría en el Departamento de Habla y Comunicaciones y fue asistente de posgrado. Dan trabajó como periodista en Alaska durante 12 años en las décadas del 70 y 80, y más tarde trabajó como editor y periodista de periódicos en inglés en Japón y Taiwán. Ha vivido en 14 países, con largos períodos en Francia, Grecia e Italia y Japón. Sus experiencias lo han convertido en un ciudadano global: “Ya no pienso en términos de fronteras nacionales, o pieles de colores, raza o religiones. Mi lema a los 70 años es ‘un pueblo, una raza, una Tierra, una vida’», afirma.

Bloom vive actualmente en Taiwán, desde donde alimenta un blog sobre el género “Cli-Fi”, término que acuñaría en 2011, refiriéndose al formato creativo, comprometido y en franca ascendencia, “climate fiction”, aplicado en literatura de ficción y no ficción cuyo tema central es el cambio climático y que nos da a conocer en mayor profundidad a través de esta entrevista:

 

  • ¿Cómo surgió el concepto de Cli-Fi?

En 2011 se me ocurrió estando en Oklahoma, mientras realizaba una campaña de marketing para una novela sobre el futuro cercano, “Polar city red”, de Jim Laughter. Yo no soy  novelista ni escritor de cuentos, mi formación literaria de toda la vida ha sido desde las relaciones públicas y la mercadotecnia, y me encontraba buscando un término que pudiera reflejar las ansiedades en torno al cambio climático que muchos científicos, escritores, lectores y los editores empezaban a experimentar entonces y que se ha ido acrecentando hasta llegar a la actualidad. Se me ocurrió el término de “Cli-Fi” basado en la «asonancia» del término de “ciencia ficción”: Los mismos sonidos de rima y también estrechamente relacionado con la ciencia ficción.

Luego de que se publicara “Polar city red” como libro de bolsillo en los EE. UU., la conocida novelista Margaret Atwood tuiteó sobre él calificándolo como un «thriller de Cli-Fi». Dos años más tarde, en 2013, la NPR (National Public Radio, EE. UU.) realizó un segmento de radio de 5 minutos sobre el nuevo género que se titulaba «So hot right now: Has Climate Change Created A New Literary Genre?

 

  • ¿Cómo se diferencia de la ciencia ficción?

El Cli-Fi es un género literario independiente. A principios del siglo XXI su uso se fue extendiendo entre periodistas, editores de periódicos, escritores de titulares, críticos literarios, críticos de libros, académicos y novelistas en el mundo anglófono. Se convirtió en una palabra de moda y un apodo para las novelas que exploran varios temas del cambio climático, ya sea directa o indirectamente. No hay un canon de Cli-Fi y no hay una agenda de Cli-Fi. Los novelistas van donde les llevan sus imaginaciones y sus habilidades narrativas. Es una figura lingüística pegadiza para referirnos a «ficción del cambio climático». Algunos escritores de ciencia ficción ven el Cli-Fi como un subgénero de la ciencia ficción y esa también es una buena manera de verlo.

 

  • ¿Dónde radica la relevancia de hablar de cambio climático desde la literatura?

Más que como un activista del clima, me veo como un activista literario. Por eso el apodo “Cli-Fi” nació con el objetivo único de darle a los medios de comunicación y a los críticos literarios un nombre, una forma de referirse a la hora de escribir sobre este tipo de novelas, fueran de le período que fueran de la historia literaria. A veces las nuevas palabras nos dan una nueva forma de ver las cosas. Eso es lo que me motivó.  Y luego, si nos preguntamos por qué es importante hablar de cambio climático, la respuesta es porque vivimos ahora en “la era del Antropoceno” y necesitamos hablar sobre el cambio climático y escribir novelas y relatos breves al respecto con toda la pasión e imaginación que podemos aportar a la tarea. El futuro de las nuevas generaciones está en juego, y las novelas de Cli-Fi pueden ayudar a crear conciencia.

 

  • ¿La literatura, en ese plano, se convierte en un agente de cambio para enfrentar este desafío de la humanidad?

Nunca imaginé que el Cli-Fi fuera un género oscuro o distópico. Para mí, el término está abierto a muchas interpretaciones e interacciones, y tanto las novelas optimistas y utópicas como las pesimistas, siempre fueron parte de mi concepto de Cli-Fi. Los medios de Estados Unidos y el Reino Unido convirtieron el género de Cli-Fi en el género del «día del juicio final», pero esa nunca fue mi intención. En este caso, los medios de comunicación se equivocaron al pintar el Cli-Fi como algo oscuro y distópico. Por el contrario, es un género muy abierto y la gente está descubriendo esa característica. En este sentido, el Cli-Fi puede servir como una llamada de atención, un destello de advertencia, una llamada de atención, un «cri de coeur» (un llamado urgente nacido en el corazón).

 

  • ¿Cómo podemos proyectar el cli fi dentro de las nuevas generaciones de lectores y escritores?

Muchas de las películas y libros sobre desastres climáticos han presentado ciudades abandonadas o incluso un planeta abandonado, pero yo no veo las cosas de esa manera. Veo el futuro con gafas de color rosa. Soy un optimista nato y no me preocupa el cambio climático descontrolado o el impacto del calentamiento global. Tengo fe en los humanos para superar cualquier problema que el destino nos arroje. Esa es mi perspectiva, pero otros escritores, con una imaginación mucho más vívida y sonora que la mía, ¿quién sabe cómo transformarán el Cli-Fi en los próximos 30 años? Los escritores de ciencia ficción ya se están uniendo a este nuevo movimiento literario, como en el caso de Bruno Arpaia, italiano autor de «Somewhere, Out There” y Jean-Marc Ligny en Francia, autor de »Aqua ™» y otros tantos que medios como Book Riot, The Verge o The Guardian han incosporado en sus listas de libros de Cli-Fi para sus lectores. Me gustaría y espero ver involucrados a más novelistas chilenos, escritores de cuentos y poetas que apuesten por el Cli-Fi.

 

Contacto: danbloom@gmail.com / www.cli-fi.net, herramienta de investigación para académicos y profesionales de los medios de comunicación, que recopila y expone información sobre el Cli-Fi en todo el mundo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *