Conaf advierte que la Reserva Nacional Lago Peñuelas de Valparaíso podría quedar sin agua este año Fotografía: Conaf

De acuerdo al reporte más reciente de Esval, actualmente Peñuelas se encuentra al 2% de su capacidad, ya que se alimenta netamente de precipitaciones. Los 145 milímetros de agua caída durante 2019 en la zona afectaron gravemente su abastecimiento, provocando además la migración de fauna y la consiguiente sequedad de la vegetación aledaña, creando así un ambiente perfecto para incendios forestales.

La jefa del Departamento de Áreas Silvestres Protegidas (ASP) de la Conaf, Javiera Meza, declaró a El Mercurio que el cuerpo de agua podría secarse pronto “debido a la rápida evaporación que provocan las altas temperaturas en un embalse de baja profundidad como este, que en algunos sectores tiene entre 40 y 50 cm de calado”.

“Ya hemos vivido situaciones complicadas, como cuando hemos tenido el lago con solo cinco hectáreas de superficie, y esa situación se podría volver a repetir ahora”, agregó Meza.

 

Medidas de prevención

Meza señaló que la única solución real al grave problema que aqueja al lago es que vuelva a precipitar en gran cantidad en la zona. La jefa del ASP indicó que la protección de la flora podría prolongar la vida del embalse puesto que «es muy importante cuidar nuestras plantas y árboles, ellos retienen la mayor parte del agua para el lago. Especialmente el sector de bosque nativo, que es el que atrapa la niebla y sus raíces retienen mayor cantidad de agua, la que liberan en forma más paulatina».

También es vital la prevención de incendios, para lo cual Conaf ha prohibido hacer cualquier tipo de fuego en las zonas del parque, excepto en aquellas hornillas del área reservada para picnic.

En este contexto, el pasado 2 de enero la Municipalidad de Valparaíso firmó una colaboración con Conaf, encargados de la administración de la Reserva Nacional Lago Peñuelas, en la que, entre diversas medidas, aparece una Ordenanza Municipal con la que sancionar acciones que puedan poner en peligro los recursos del lugar.

La escasez hídrica que atraviesa la región es sumamente preocupante. Una situación que podría afectar de manera severa la vida humana, flora y fauna, por lo que este convenio supone una medida necesaria de protección de los recursos naturales.

“Va a permitir a través de una Ordenanza Municipal que va a comprometer el municipio, dentro de las obligaciones de este convenio, que se tipifiquen y establezcan claramente conductas que constituyan riesgo para la integridad física de las personas, tanto de los visitantes, como los guardaparques, así como los que pongan en peligro los recursos patrimoniales y vegetacionales de la Reserva con su correspondiente sanción, porque son frecuentes y reiteradas las infracciones cometidas por algunos visitantes y terceros”, señaló Nicolás Guzmán, director de Asesoría Jurídica de la Municipalidad de Valparaíso

El asesor indicó que dentro de las infracciones se puede “encontrar que se encienden fogatas en lugares no autorizados, se extrae tierra de hoja, se rompen cercos perimetrales, se deja basura dentro de la reserva y su área de amortiguación, se abandonan animales domésticos y se ingresa ganado no autorizado. Entonces, a partir de la tipificación de estas faltas que carecen de un cuerpo normativo dentro de la regulación de Conaf, podremos sancionar claramente ciertas conductas que están quedando en la impunidad y que se cometen en una reserva forestal que es parte de Reserva de la Biosfera de la Campana de Peñuelas desde 1985.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *