Conversatorio: Trabajo, Mujer y Feminismo Foto: Delpuerto

“(el trabajo asalariado) Es algo que ha permitido vivir por su cuenta a muchas mujeres o bien que tuvieran un trabajo, mientras su pareja no lo tenía. De alguna forma esto ha cambiado las dinámicas en los hogares, pero en general no ha cambiado las relaciones entre hombres y mujeres. Y, muy importante, eso no ha cambiado las relaciones entre mujeres y capitalismo: porque ahora las mujeres tienen dos trabajos y aún menos tiempo para, por ejemplo, luchar, participar en movimientos sociales o políticos”, declaraba para El País la activista y escritora italiana Silvia Federici en 2014, en medio de los recortes de los beneficios sociales y laborales sufridos por diversas naciones europeas en nombre de la economía, haciendo todavía más evidentes las desigualdades entre géneros.

En contextos donde se vuelve prohibitivo el acceso a la salud, la atención de la tercera edad o la de los niños, recae sobre la mujer la compensación de las labores que no están siendo suplidas por estructuras estatales, sumándose a las que le siguen siendo asignadas a través de una división tradicional de roles que la asocian a los cuidados y al ámbito doméstico, mientras que a los hombres al rol de proveedor y al ámbito público, pese a que la incorporación femenina a la fuerza laboral se ha incrementado de manera sostenida desde que se conquistara este espacio.

De acuerdo al Boletín Comunidad Mujer, en Chile, las mujeres tienden a dedicar alrededor de dos veces la jornada masculina a las labores de cuidado, manteniéndolas como las principales responsables del cuidado de las personas dependientes en los hogares, debiendo resolver solas situaciones de doble presencia y de altas cargas mentales que las obligan a adaptar su cotidianidad a los acontecimientos que marcan la formación del núcleo familiar, postergando responsabilidades remuneradas y, evidentemente, el tiempo de ocio y de autocuidado.

Si a esta situación se suma las condiciones precarias y de desventaja que viven las mujeres al interior del mundo laboral, se explica lo que desde el feminismo se denomina “doble explotación”, temática central del Conversatorio “Trabajo, mujer y feminismo”, organizado por la Coordinadora Feminista del Frente Amplio, que tendrá lugar este sábado 25 de noviembre a las 17:00 horas.

La instancia se desarrollará en el Espacio Colaborativo La Aldea, ubicado en calle Claudio Arrau #464 (Chillán) y contará con la presencia de Loredana Polanco, Ingeniera Comercial y docente de la Universidad de Chile, quien estará encargada de guiar esta actividad gratuita y abierta a la comunidad, formulada como una invitación al diálogo y a la reparación colectiva de los elementos que sostienen a la inequidad en el centro de la sociedad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *