Críticas al cordón sanitario en Chillán y solicitud de cuarentena regional obligatoria: Autoridades y actores políticos piden medidas eficientes para frenar el Covid-19

Durante las últimas jornadas diversas voces  se han sumado a la solicitud de estado de cuarentena total para Chile o sus territorios más afectados, considerado insuficientes e ineficaces las medidas propuestas por el gobierno para detener la propagación del Covid-19 y la saturación del sistema público de salud. 

En el caso particular de Ñuble, donde la escalada de contagios confirmados y cuarentenas preventivas por contacto ha sido preocupantemente abrupta, el propio gobierno regional ha sufrido un fuerte embate al confirmarse el resultado positivo del director (s) del Servicio de Salud, Ricardo Sánchez, debiendo quedar apartados de las actividades presenciales el Intendente, Martín Arrau, la seremi de Salud, Marta Bravo, la seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Bárbara Koppling y el resto del equipo directivo del SSÑ, con quienes tuvo contacto en días previos a la confirmación de su estado. 

La más afectada dentro de las veintiuna comunas es Chillán (81 casos), donde además del toque de queda nacional de 22:00 a 05:00 horas, entró en vigencia, a partir de las 12:00 horas del lunes 23 de marzo, un cordón sanitario que impide salir y entrar de la capital regional sin un salvoconducto que justifique este tránsito. Fue el edil oficialista uno de los primeros actores en mostrar su disconformidad con la implementación de esta norma, particularmente en lo relativo a los límites de demarcación que excluyen a un importante número de habitantes de zonas principalmente rurales (Quinchamalí, Cato y Confluencia, entre otras) que en la división político-administrativa forman parte efectiva de Chillán: 

«Los vecinos que viven en los sectores más apartados tienen la misma categoría que las personas que residen en el plano más urbano. Los chillanejos que quedan fuera del radio informado hace algunas horas, tendrían que viajar a otras comunas donde nadie puede asegurar que no hay contagiados con el Coronavirus (…) Son miles los usuarios que son atendidos en Cesfams y centros de salud y que no podrán acercarse a sus lugares de atención a raíz de esta medida, en cuya decisión no participé y por supuesto, no comparto”, enfatizó Sergio Zarzar mediante un comunicado tras darse a conocer el trazado.

Desde la otra vereda, las formaciones locales de la Federación Regionalista Verde, Izquierda Libertaria, el Partido Comunista, Partido Humanista, Partido Igualdad y Partido Progresista, hicieron llegar a la Intendencia una carta en la que solicitan generar un barrera sanitaria con cuarentena regional de carácter obligatorio, “con el fin de resguardar la salud y vida de cada ciudadano y ciudadana de Ñuble”, señalando que si bien el llamado realizado a la ciudadanía es a respetar la cuarentena en sus hogares, evitar concurrir a lugares de alta aglomeración y seguir todas las instrucciones de las autoridades sanitarias, “creemos firmemente que son nuestras autoridades, quienes deben dar el ejemplo ante la preocupación y resguardo de la integridad de quienes habitamos en esta región y el país en general”, resaltan en el documento.

Cierran esta comunicación apelando al compromiso del Intendente como autoridad regional, hacia la búsqueda de la integridad de la ciudadanía, para que sin dilación se ponga en marcha lo que la experiencia de los países que han tenido más éxito en el control de la pandemia del Covid-19 y la opinión de numerosas científicas y científicos, establecen como “la medida más relevante para contener el contagio, y con ello la presión desbordante sobre los sistemas de salud”.

Comparte esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *