Día del Orgullo Friki: Una cita para reivindicar y dejar a un lado los complejos

Quizás aún no hayas oído hablar de él, pero el Día del Orgullo Friki existe y se celebra a lo largo de todo el mundo. La iniciativa, cuyo origen tiene lugar en España, se celebra cada 25 de mayo, fecha que fue escogida para así coincidir con el día en el que se estrenó la primera película de la saga Star Wars.

En 2006, el bloguero español Germán Martínez, conocido en internet como “señor Buebo”, organizó a través de internet la primera celebración del Día del Orgullo Friki a la cual acudieron geeks orgullosos que dejaron el pudor de lado y dieron paso a un fenómeno que con el paso de los años ha ido ganando peso y reconocimiento a nivel mundial. En su primera cita, con un claro carácter reivindicativo, la mayor concentración tuvo lugar en Madrid donde 300 personas se reunieron y crearon el “Manifiesto Friki” con derechos y responsabilidades de los geeks que los alejaban del juicio y exigencias socialmente aceptadas como tener pareja, hijos o metas convencionales.

Cada vez son más los amantes de videojuegos, cosplay, cómics, mangas y películas de ficción que salen a la calle con sus mejores galas para acudir a ferias, eventos y espectáculos donde dar rienda suelta a una pasión que durante la historia reciente ha sido duramente censurada, ridiculizada y convertida en motivo de vergüenza.

El 25 de mayo es un día especial para millones de personas. Grandes urbes como Londres, Nueva York o Madrid organizan multitudinarias ferias para celebrar a sus superhéroes y personajes favoritos proporcionando un espacio en el que reivindicar el derecho a ser uno mismo, sin importar opiniones ajenas o las expectativas que una sociedad puede tener para una persona en función de su edad u origen, mientras en las redes sociales el hashtag #OrgulloFriki se convierte en un templo en el que sus adeptos encuentran un lugar alejado del juicio social en el que compartir un pedacito de sí mismos.

 

Dejar los complejos a un lado es uno de los lemas de esta cita que promete seguir haciendo disfrutar a sus participantes durante muchos años más. Salir del armario y vivir un momento lleno de emociones que durante el día a día, en muchos casos, son negadas, suponen una combinación altamente atractiva a la que pocos pueden negarse y que hace de este día una cita especial en la que la opresión y el juicio no tienen cabida.

 May the Force be with you 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *