El Impacto de lo que Comes: Calculadora Permite Estimar la Huella de Tus Alimentos

Reducir el impacto negativo de nuestro paso por la Tierra es una de las tareas más importantes que ocupan hoy a la humanidad. En esta misión los esfuerzos individuales, sumados a los que se apliquen desde los niveles gubernamentales, empresariales y legislativos, resultan fundamentales a la hora de contrarrestar el daño ocasionado a nuestro entorno y sustento.

Desde una realidad en que la disponibilidad y el acceso a los alimentos se manetiene fluida y constante, los hábitos alimenticio-gastronómicos constituyen un área desde la que puede incidirse de manera directa e inmediata, tomando en cuenta que involucran diferentes niveles de decisión sobre los que se puede actuar: diseño de menú, compra, preparación, frecuencia de consumo, etc.

En este ámbito que relaciona lo que comemos con la forma en que impacta sobre el medioambiente y las posibilidades subsistencia de la vida en el planeta, existen premisas fundamentales que sirven como punto de partida, tales como la preferencia de productos de proximidad, elección de alimentos menos procesados y envasados, o la disminución del consumo de la carne y los productos lácteos. A nivel más detallado, en tanto, es difícil conocer la información puntual de cada alimento para orientar la elección.

A esta necesidad apunta la aplicación desarrollada por Prina Shah, Felix Stephenson y Becky Rush para BBC Mundo: “¿Cuál es la diferencia entre la carne y el pollo? ¿Un tazón de arroz produce más gases de efecto invernadero que un plato de papas fritas? ¿Es el vino más amigable con el medio ambiente que la cerveza?” se preguntan para presentar la calculadora que analiza el impacto climático de 40 alimentos y bebidas comunes a nivel mundial, en base a una porción y de acuerdo a la frecuencia de consumo.

Para utilizarla, accede a este ENLACE selecciona los parámetros y presiona el botón “Conoce más”. La app indicará la equivalencia de tu consumo en kilogramos de gases de efecto invernadero, kilómetros en automóvil, duchas de 8 minutos y lo comparará en una gráfica con alimentos relacionados.

 

Desde el mismo medio internacional, advierten que la porción tomada como parámetro, es la indicada por la Asociación Dietética Británica, y que esta suele ser más baja que la ofrecida en restaurantes o domicilios, por lo que las cifras pueden ser aún mayores. En el ámbito metodológico, expresaron que las cifras de emisiones de gases de efecto invernadero están en kilogramos de compuestos equivalentes al dióxido de carbono (CO2eq), que la conversión a kilómetros conducidos se realizó tomando la media de CO2 eg/km producida por un automóvil estándar a gasolina, además de las emisiones de la producción del vehículo y del combustible.

Por su parte, la cantidad anual de agua usada se compara con una ducha, según cifras que sugieren que la ducha promedio dura ocho minutos y consume hasta 65 litros de agua proveniente de ríos o de napas, mientras el terreno usado al año para producir un alimento se compara con el área de una cancha de tenis, 261 metros cuadrados.

 

Fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *