El zorro de Darwin, controlador natural del ratón colilarga y defensa contra el virus Hanta Fotografía: Jacob Leal

Al inicio del verano los destinos turísticos de Chile ya se aprestan para recibir la demanda de los visitantes, quienes disfrutarán de las bellezas naturales que existen en el país. Cabañas, zonas de camping y senderos, entre otros, serán los servicios que los chilenos y extranjeros requerirán en esta temporada estival. Sin embargo, estos están emplazados en zonas que también son el hábitat natural de Oligoryzomys longicaudatus¸ roedor silvestre, más conocido como el ratón colilarga, portador del virus Hanta.

 

 

Las recomendaciones para evitar el contagio con el virus, que aumentan su número con la llegada de las altas temperaturas, son varias: ventilar lugares cerrados por largo tiempo, rociar el suelo y superficie con agua y cloro y elegir lugares limpios y libres de matorrales, por ejemplo. Otra medida para la eliminación del ratón colilarga es preservar al Zorro de Darwin (Lycalopex fulvipes), depredador natural del roedor, que se encuentra en peligro de extinción producto de varias amenazas tales como la fragmentación y destrucción de su hábitat, construcción de carreteras, caminos y accesos, así como la presencia de perros en áreas silvestres protegidas y bosques no protegidos.

 

En el territorio

El Ministerio del Medio Ambiente, junto a la FAO y Conaf, lidera un proyecto que pretende declarar a la Cordillera de Nahuelbuta como Reserva de la Biósfera, una figura de protección que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) reconoce a nivel internacional.

Mario Delannays, Seremi del Medio Ambiente de la Región del Biobío, destacó que el Zorro de Darwin ha sido protagonista en tierras de la Cordillera de Nahuelbuta, lugar que muchos visitantes eligen para veranear. “Estas áreas son ideales pues la belleza de sus parajes de valor incalculable y zona lacustre atraen también por su biodiversidad. El sector es hábitat natural del Zorro de Darwin, endémico de nuestro país, una especie que está en peligro de extinción y que debemos conservar pues es de gran ayuda para el hombre como controlador natural del ratón colilargo”.

La iniciativa de Conservación de Especies Amenazadas, ejecutada por el Ministerio del Medio Ambiente (MMA), implementada por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y financiada por el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF), «tiene como el objetivo implementar y promover un ambiente nacional de conservación de biodiversidad en sistemas productivos con el fin de proteger al Zorro de Darwin, así como también al Huemul, Queule, en las regiones de Maule, Ñuble, Biobío y Araucanía”, señaló la coordinadora de la iniciativa, Fabiola Lara, agregando que se tienen al menos tres poblaciones reconocidas en Chile en donde habita el zorro de Darwin. Una de ellas se encuentra en la Cordillera de Nahuelbuta, ecosistema rico en biodiversidad que aloja un 10% de la población total de este cánido.

“La situación actual de la especie es crítica. Si se mantienen las amenazas que lo afectan, los ejemplares de la cordillera pueden desaparecer”, alertó Lara.

 

El zorro de Darwin, cuya caza está prohibida por la Ley Nº 19.473 y es penada con una multa de entre 1 a 25 UTM y presidio en su grado medio a menor, es uno de los tres cánidos más pequeños de Chile, y a su vez uno de los más pequeños del mundo. Endémico de Chile, posee una longitud que va entre los 52 y 67 centímetros y un peso de 1,8 a 4 kilos. Se puede reconocer a simple vista por su pelaje, que tiene una coloración negra azulada en casi todo su cuerpo, menos en sus patas que son blanquecinas y en la parte baja de la mandíbula y las orejas, que es de color café rojizo.

 

Sobre la Iniciativa de Conservación de Especies Amenazadas

La iniciativa Conservación Especies Amenazada MMA/FAO/GEF, viene a promover un manejo sustentable de los territorios y para ello, los profesionales trabajan propiciando la generación de un vínculo cercano entre el desarrollo local de las comunidades y la transferencia de conocimiento técnico para hacer compatibles las actividades silvoagropecuarias y turísticas con la conservación de estas especies y su hábitat.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *