Entrevista: Los 7 Años de Fundación Iguales y el Futuro Inclusivo de Ñuble

La Fundación Iguales nació en 2011 con el claro objetivo de trabajar para conseguir la inclusión plena de la diversidad sexual en la sociedad chilena. Desde entonces, la ONG no ha cesado en sus esfuerzos de promoción de los derechos de la comunidad LGTBI+ (lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexuales, etc.) participando a nivel nacional y local en la formulación de políticas públicas, difusión y capacitación en espacios institucionales y empresariales, en el ámbito educacional, académico y por supuesto, a través de los medios de comunicación.

El recién pasado 6 de junio cumplieron su séptimo aniversario, ocasión que aprovechamos para conversar con quienes han dado vida y sustancia a los múltiples proyectos de la Fundación, y que hoy se encuentran preparando grandes novedades para Ñuble:

Han sido años intensos, reconoce el activista chillanejo Álex Contreras, haciendo un repaso por la historia de la organización: «Indudablemente han sido 7 años de mucho esfuerzo, se han golpeado muchas puertas en busca de una sociedad más equitativa, inclusiva y tolerante. Hemos podido crecer gracias al tremendo equipo de voluntarios y voluntarias que participan como activistas y adherentes», asegura a la vez que realiza un positivo balance de logros indiscutiblemente trascendentes para el país: «Contamos logros no solo como Fundación, sino como movimiento, por ejemplo, la aprobación de la Ley Antidiscriminación (2012) y la Ley del Acuerdo de Unión Civil (2015) y el aporte al debate de la Ley de Identidad de Género que lleva 5 años de tramitación. También hemos podido incidir en mejoras al Proyecto de Ley de Matrimonio Igualitario en materias de reconocimiento de los derechos filiativos que no fueron contemplados en la postulación de 2008 y que en conjunto con la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile pudimos corregir en el año 2016 y enviarlo al Ejecutivo».

Este año, el día 17 de mayo, día en que se conmemora la despatologización de la homosexualidad por parte de la OMS, el equipo de Chillán realizó una intervención en el Parque Monumental Bernardo O’Higgins, en la que los transeúntes pudieron acercarse a reventar globos simbolizando sus prejuicios: «Hace 7 años atrás esto hubiera sido impensable», reflexiona Álex, quien destaca un favorable cambio en la sociedad hacia la aceptación de la diversidad como riqueza: «Trabajamos desde la esperanza de que sean cada vez más personas las que tomen con naturalidad el hecho de pertenecer a la diversidad sexual, porque la formamos todos y todas», acierta apuntando al hecho de que la heterosexualidad es solo una de las orientaciones sexuales que existen y que forman parte de la realidad humana.

En esta normalización ha sido fundamental la visibilización y la instalación en el vocabulario de los chilenos y chilenas de conceptos y argumentos que clarifican y desmitifican diferentes aspectos de la diversidad sexual: «El lenguaje construye realidades, es tremendamente cierto. Es fundamental capacitar y educar en materia de conceptos básicos en lo relativo a diversidad sexual para que aprendamos, por ejemplo, a diferenciar el sexo de la identidad de género y de la orientación sexual. Esto no tiene la  finalidad de clasificarnos sino más bien, para que hablemos con propiedad y para saber que somos parte de algo, que no estamos solos en esto», señala Álex.

No ha sido fácil, el activista reconocen que existen estereotipos de género, «por ejemplo el que relaciona a las lesbianas con que necesariamente les guste ser ahombradas y los gays amanerados, cuando esto no está necesariamente relacionado, ya que la expresión de género con la orientación sexual son cosas diferentes. La manera de abordar estos temas es enseñar desde la infancia que todos y todas somos personas con diferencias y semenjanzas, que pueden ser lo que quieran ser y actuar como quieran actuar sin que esto signifique que se les deje de tratar con respeto y tolerancia. En ese sentido, también es importante trabajar por una educación no sexista y con perspectiva de género, para eliminar desde ahí todos los prejuicios y estereotipos que persisten, permitiendo  que los niños y niñas chilenos tengan la oportunidad de realizarse de manera integral como seres humanos inclusivos y sobre todo, felices».

La Fundación Iguales no solo representa una instancia de investigación, reflexión y discusión de los temas relacionados con la diversidad sexual, también constituye un espacio seguro de participación, activismo y acogida para las personas LGTBI+: «Es importante no tener temor a sentirse quien uno es y, lo que se busca precisamente, es pavimentar el camino para que todos y todas se sientan libres de amar,  vivir y disfrutar como se les plazca. Nuestro equipo humano se caracteriza  por ser una familia diversa en donde quienes deseen participar siempre tendrán un lugar, sin importar su identidad de género ni orientación sexual, confiando siempre en que más y más personas deseen  luchar por aquellos a quienes les han arrebatado la voz», señala Álex refiriéndose a un aspecto que hoy los ocupa.

Se trata de la conformación de la Coordinadora Territorial Ñuble, ya que hasta hoy, los voluntarios de la nueva región habían trabajado en articulación con el Biobío: «Esto nos va a permitir postular, presentar y financiar proyectos a nivel nacional para favorecer de manera más directa a todos quienes residen en nuestra región. Tendremos mayor autonomía para dar respuesta a los requerimientos que surjan en Ñuble, de hecho, actualmente estamos trabajando  en una mesa multisectorial con el Servicio de Salud. También tenemos en proyecto concretar una Ordenanza Municipal contra la discriminación en general a la cual esperamos que se suscriba el mayor número de municipios posible».

Actualmente, en el territorio correspondiente a la nueva región, Iguales colabora con una vasta gama de instituciones, siendo invitados para colaborar como expositores de charlas e intervenciones sociales, dentro de las que cuenta su participación en la Sección de Formación Complementaria de la Universidad de Concepción (Chillán) a cargo de la Docente Véronica López, en el Programa para la Inclusión de Estudiantes en Situación de Discapacidad, del a Universidad del Bio Bío (PIESDI) y en la creación de la Red de Educacion Superior Inclusiva (RESI Ñuble). Entre otras, a día de hoy se encuentran realizando actividades con la Oficina de Protección de Derechos (OPD), institución junto a la que desarrollarán un seminario formativo el día 21 de junio.

Para todos estos desafíos, esperan abrir la primera convocatoria de nuevos voluntarios de Ñuble como región, proceso que se realizaría durante el segundo semestre de 2018: «Necesitaremos muchas más personas con conciencia social, que tengan tiempo y que quieran velar por los derechos de la Diversidad Sexual. Está claro que no hay que ser miembro del colectivo LGTBI+ para empatizar y apoyar nuestra causa, por eso no cerramos las puertas a nadie y, si existe interés, pero el tiempo es restringido, también está la posibilidad de colaborar como adherentes y/o socios. En la Fundación capacitamos sobre la historia del movimiento, conceptos básicos, nuestras demandas pendientes y la causa que nos une a todos», puntualizó el representante de la ONG, quien además entregó como medios de contacto el correo electrónico nuble@iguales.cl y la página web  www.iguales.cl/activismo  para inscripciones y consultas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *