Los Malditos Subercaseaux: Intensa agenda de regreso tendrá estación en el “Póntelo Fest” Foto: Archivo

De vuelta en el ruedo. Así se ha visto a Los Malditos Subercaseaux tras el estreno de un nuevo sencillo.

Las semanas posteriores al lanzamiento de “Deudas Personales” han estado marcada de lo que consideran un proceso de “liberación de energía contenida” que almacenaron durante una larga temporada de acústicos.

En la misma parrilla de fechas donde ha primado la autogestión y la colaboración, este 31 de agosto estarán formando parte del cartel de la primera versión del “Póntelo Fest”, festival por la prevención del VIH e ITS que reunirá a 13 propuestas musicales, stands informativos, entrega de preservativos y aplicación del test rápido del virus de inmunodeficiencia humana:

 

 

Conversamos con el ahora trío sobre su nueva etapa llena de trabajo y determinación en lo que sitúan como “una tercera parte de Los Malditos que no tiene nada que ver con la primera”, y las diferencias son fáciles de detectar. La primera, la reducción numérica de sus integrantes, quedando en Juan Salazar, Pablo Ubal y Felipe Valenzuela.

 

  • ¿Cómo llega la banda a sintetizarse en tres miembros?

En realidad fue por gestionar mejor con menos integrantes. Quedamos quienes nos mantuvimos interesados en aportar tanto en la composición como en la cohesión de la banda. Con “La Casa de Atrás” nunca hubo un quiebre en mala onda y se dio todo de manera muy natural. Se iba a terminar, pero nosotros tres quedamos con el interés de seguir el proyecto y hemos visto que ha sido una buena decisión achicarnos por que ha sido mucho más productivo, sobre todo pensando en la autogestión, nos podemos coordinar mejor así.

 

  • ¿Siendo solo tres personas cojea un poco la banda o pueden suplir entre ustedes los aspectos instrumentales o simplificar la propuesta?

Estamos en medio de la grabación del disco que esperamos lanzar este año y en estudio estamos haciendo nosotros las cosas, cubriendo la batería y el bajo. Eso ha significado un proceso entretenido y de harto aprendizaje, dedicándonos de lleno, pero lógicamente si no podemos hacer algo vamos a pedir ayuda, invitamos a amigos, por ejemplo, en vivo contamos con con Mauricio Méndez y Marcelo Inostroza que son un gran apoyo.

 

  • Y adelantan el disco con una canción muy luminosa, que funciona casi como contrapunto para abordar un tema complejo como la depresión y la forma en que afecta no solo a quien la padece, también a su entorno…

(Responde Pablo) Sí, tiene que ver con lo que rodea a las personas que se tiran para abajo más que con la depresión. Y nació de una experiencia personal, de una niña que conocí que era muy depresiva pero no por diagnóstico médico, sino que si algo le salía mal era como si todo estuviera mal y se tiraba pabajo’ sola, y quienes estábamos a su lado tratando animarla nos cansábamos porque ella no podía reaccionar en ese momento, decía “es el peor día de mi vida”, pero al día siguiente estaba bien. Uno en el rol de amigo, cuando ve que es un patrón constante como que se aburre, pero hay que buscar maneras para invitar a salir del hoyo en el que está la otra persona, retarla, pero diciéndole que la vas a acompañar para que se atreva a tomar las riendas para estar mejor.

 

  • También tratan el viaje ya sea físico o metafórico, como una forma de salir de la oscuridad ¿Tiene esto algo que ver con el momento actual de la banda?

De todas maneras. En diferentes niveles nos estamos potenciando y proyectando para salir de Chillán y dejar un poco atrás el sentido más local para poder abrirnos a más oportunidades, particularmente en Santiago donde vemos que podemos hacer crecer esta bola de nieve más rápido. Estamos tomando todos los riesgos para dar un salto que también nos permita devolverle la mano a Chillán.

 

  • En ese sentido los hemos visto comprometidos con diferentes corrientes de gestión que se están levantando en la región…

De manera natural fuimos combinando nuestro hacer música y el darnos cuenta de todas las carencias que hay en una posición más propositiva. Esto junto a otros músicos y artistas, haciendo convocatorias como la de Chillán Ciudad Creativa, que aporten a valorar y fortalecer el trabajo de quienes de verdad quieren vivir de esto, tomarlo como un oficio.

 

  • ¿Han encontrado eco en esta misión que asumieron?

A nivel de escena sentimos que falta interés o herramientas para aprovechar las instancias que se van abriendo de a poco, pero hay bandas que están bien posicionadas y siempre están gestionando cosas de las que muchos nos beneficiamos como El Sueño de Otros o Fernando Reyes, que él solito hace todas sus cosas.

  • ¿Creen que quienes vuelven habiendo cosechado el resultado de ese trabajo lo hacen porque comprenden las dificultades de los artistas en regiones como Ñuble?

Claro, por ejemplo Vicente Cifuentes, que ha puesto a disposición de todos lo que ha aprendido en este tiempo y en parte eso nos ha motivado a varios a querer hacer algo más formal, a constituirnos con figuras legales para dejar una huella, aportar al compañero, cuidar el patrimonio…

 

  • Y aterrizando esta intanción en la banda ¿Cómo está determinado esta nueva etapa?

Creemos que enfocándonos en hacer las cosas bien y hacernos más profesionales. El mismo tema de tener un buen portafolio de fotos, potenciar las redes sociales y distribuirnos bien las tareas. Toda este planteamiento también da cuenta de un proceso de aprendizaje y de ir alimentándonos de experiencias y de amigos, buscando una evolución, no quedarnos en la música en la base de una canción y nada más. Y ahí los tres aportamos el 100% de lo que tenemos.

 

  • ¿Cómo va el disco?

Casi terminado. Va a ir por la misma línea del sencillo y como es el primer disco de la banda, varios temas que ya estban de antes van a ser incluidos con versiones nuevas, con diferencias sonoras y correcciones de errores que vimos con el tiempo. Creemos que la sonoridad va a ser parecida, pero un poquito más madura, más fiel a lo que se buscaba siempre y al show en vivo, con más energía y no tanta producción. Hemos experimentado y está un poco más real.

 

  • Una pregunta que pueda ser natural para alguien que los vea volver con el nombre original es por qué se volvió a él…

Principalmente es porque pudimos recuperar el nombre legalmente. Nunca nos sentimos al 100% convencidos con el de “La Casa de Atrás”, sabíamos que “Los Malditos” era mejor nombre y lo sentíamos más propio, aunque el inicio del crecimiento que estamos experimentando ahora partió con “La Casa de Atrás”. Ahora estamos tratando de traducir eso a trabajo Estamos con sueño todo el día, haciendo mil cosas, pero cómodos en este momento de energía bonita que hay que aprovechar para dar todo lo que uno tiene adentro. Una de las mejores cosas que nos puedo pasar es estar los tres y estar todos en la misma sintonía.

 

El sencillo de “Deudas Personales» se encuentra disponible en todas las plataforrmas digitales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *