Mujeres Peligrosas: Aproximaciones Teóricas Para un Proyecto Literario Por: Colectivo Mujeres Peligrosas

“El problema no era yo (…)
El problema era una historia
contada por hombres
y padecida por mujeres”
(Jhoana Patiño)

 

RESUMEN: El siguiente artículo, relata brevemente las bases teóricas del Proyecto Literario Mujeres Peligrosas, lanzado en mayo del 2018, que pretende fomentar la escritura femenina en toda la nueva región de Ñuble. Inicia contextualizando el problema que hace necesario esta y otras iniciativas, la situación de la mujer en la actualidad y su realidad en el ámbito cultural. Finaliza con la presentación del proyecto literario, sus objetivos, tareas y actividades a realizar.

Fotos: Viviana Belmar

El problema no era yo, dice un poema de Patiño, en el cual relata una de las situaciones más graves que atañen a la mujer en esta época: La violencia de género. En los últimos años, esta violencia ha provocado diferentes reacciones. Por un lado ha incentivado a que más mujeres se hagan participes de su historia y sus decisiones, mientras que por otro, los sectores más conservadores de la sociedad se han visto amenazados.

Chile se caracteriza por un alto índice de violencia hacia la mujer: Femicidios, violencia doméstica, acoso callejero, desigualdad laboral/salarial, desigual distribución del trabajo doméstico, cosificación del cuerpo femenino, preponderante influencia religiosa y un marcado desinterés por parte del sistema político respecto a estos temas. Esta problemática, traspasa los grupos sociales, etarios, las razas y el color de piel, sin embargo, pese a la transversalidad, en los grupos históricamente marginados, la vulneración sigue presentándose con mayor fuerza en las mujeres.  

Si bien el contexto histórico ha sido desalentador, no ha impedido que mujeres de todas las épocas, adelantadas a su tiempo, debatieran y criticaran su devenir social. Es fundamental reconocer y valorar los trabajos e ideas de las mujeres que vinieron antes, para aprehender de ellas, de su quehacer diario y de sus propuestas para la liberación femenina.

Un informe emitido por el INE reveló que solo un 48,5% de las mujeres participaron en el mercado laboral chileno durante 2017, cifra considerablemente menor al 71,2% de participación  masculina: “Cuatro de cada 10 mujeres que están fuera de la fuerza de trabajo se encuentra en esa situación por razones familiares permanentes. En materia de ingresos, las mujeres ocupadas percibieron en 2016 un ingreso medio mensual 31,7% menor que el de los hombres y un ingreso mediano mensual un 25% inferior. Del total de mujeres ocupadas, un 31,9% se desempeña en el sector informal” (INE, 2018).

El informe también declara que la Encuesta Suplementaria de Ingresos (ESI) 2010-2016 revela que en 2016, el ingreso mensual percibido por las mujeres ocupadas  fue un 31,7% menor que el de los hombres. Junto con esto, describe también, las diferencias en el ingreso por hora para personas ocupadas y asalariadas, donde la brecha alcanzó un -10,7% en desmedro de las mujeres.

La participación de las mujeres en la fuerza laboral del país está signada como la segunda más baja de Latinoamérica.

De acuerdo al INE, para el trimestre Diciembre/17, Enero/18 y Febrero /18 la participación laboral de la mujer se ubicó en el 49,2% de la fuerza laboral potencial (mujeres de 15 años y más), frente al 71,3% de los varones.

Además, las mujeres tienen tasas de desocupación mayores que los varones  (7,4%  vs. 6,2%) y somos uno de los  países de la OCDE con mayor brecha salarial (21% , un tercio más que la cifra promedio).

Por otra parte, cuando la mujer trabaja lo hace principalmente en el sector informal o formal precario, pero sin embargo tiende a sindicalizarse más que los varones.

INVESTIGACIONES DEL TEMA

En este contexto, Carmen Mantilla Matus inicia en 2016 una investigación sobre los efectos de esta realidad en la cultura, realizando un seguimiento del material literario existente hasta la fecha en nuestro país. En ella considera aspectos como: creación, producción, compra, concursos públicos etc.  evidenciando que, bajo parámetros discutibles, los trabajos de mujeres se ven desfavorecidos en comparación a sus pares masculinos, por el simple hecho de ser mujeres.

Mantilla recoge datos categóricos: La relación entre hombres y mujeres en el ámbito de la postulación a fondos concursables estatales corresponde a un 60% contra 40% respectivamente, mientras que esta diferencia se acrecienta hasta en un 90% en a la hora de evaluar número de proyectos aceptados, en evidente detrimento de las mujeres. 

Por otra parte, en el plano de publicaciones en editoriales oficiales, las cifras son congruentes a esta realidad, tanto en literatura, como en textos académicos. Además, Mantilla (2018) plantea sobre este ámbito que existen fisuras del sistema de registro estadístico del libro en Chile, que hacen imposible poder cuantificar la real cantidad de creaciones literarias y/o académicas, enfatizando en que los registros de propiedad intelectual, el ISBN y el Depósito Legal carecen de políticas adecuadas para un correcto orden de la información que indican, cumpliendo como única función la compilación, ya que no existe una adecuada clasificación etaria, de sexo o de género del material publicando, sumándose esto a las dificultades para acceder a estos organismos y obtener tal información.

Con relación a los instrumentos para el financiamiento de libros en Chile, Mantilla platea que su impacto es mínimo y recesivo (clase/género) y el principal beneficiario es de índole institucional.

En el siguiente cuadro puede apreciarse la distribución de las becas de creación del Fondo del Libro, para el proceso 2018, donde la poesía se posiciona en la cúspide de las creaciones literarias, seguida por el cuento, el referencial y menor cantidad la dramaturgia y el cómic. Aun así, se destaca que en la mayoría de los géneros, la mayor cantidad de becas es recibida por hombres, salvo en el caso de la literatura juvenil e infantil.

Si analizamos los premios institucionales, nuevamente las diferencias entre hombres y mujeres se disparan, arrojando que en la mayoría de estos reconocimientos son entregados a hombres, como puede apreciarse en el siguiente gráfico:

Mantilla, a modo conclusión plantea que en las Becas de Creación, las mujeres postulan menos que los hombres y presentan un mayor porcentaje de proyectos inadmisibles. Son evaluadas, en promedio, con puntajes inferiores por el sólo hecho de ser mujeres, teniendo hasta cuatro veces menos probabilidades de ser adjudicatarias.

La tendencia de las mujeres tras no adjudicarse un proyecto es a no volver a presentarse nuevamente al fondo en sus siguientes versiones, lo que dificulta aún más la presencia femenina. Por el contrario, sus pares masculinos ejercitan la constancia, logrando aprender las reglas del sistema seleccionador, en el que se evidencia una fuerte concentración territorial de las becas, marcada por el centralismo nacional.

Ante las medidas a tomar sobre esta realidad, Mantilla cree en la existencia de tres caminos paralelos en los cuales trabajar mediante:

  1. Datos: Mejorar el sistema de recolección de datos en el ámbito cultural en general y en lo literario en particular, a modo de mejorar la calidad de la información que se obtiene y que constituye el insumo principal para las decisiones de política pública.

  2. Observatorio Analizar los datos que se entregan en forma independiente, desarrollando acciones planificadas de control social sobre las instituciones públicas y privadas, utilizando los mecanismos consagrados por el derecho (Ley de Acceso a la Información Pública) como los de incidencia política.

  3. Colectivizar el desafío de ser escritoras mediante un Sindicato o Cooperativas que permita:
  1. Facilitar el flujo de información necesaria para sostener el esfuerzo (convocatorias públicas y privadas, licitaciones, autoformación, etc.).

  2. Negociar colectivamente con imprentas, diagramadores y otros profesionales como fotógrafos o ilustradores, revisar y mejorar los canales de distribución, potenciando resultados de la autoedición.
  3. Especializar otras actividades conexas (prensa, lanzamientos, otros).

MUJERES PELIGROSAS

El proyecto “Mujeres Peligrosas” surge  ante la necesidad de contar con un espacio de mujeres y para mujeres en la ciudad de Chillán y sus alrededores, con la intención de fomentar el ejercicio de la escritura en todas sus formas y realidades. Con este fin, se ha dispuesto la formación de una escuela permanente para mujeres, donde se pretende entregar la mayor cantidad de herramientas prácticas y teóricas para un mejor desempeño creativo, mediante talleres y así contribuir a la auto y co-formación de mujeres escritoras para este territorio, rescatando el talento innato de nuestras escritoras autodidactas, para una “profesionalización” del oficio de tal actividad.

Para lograr dichos objetivos, se trabajará de manera autogestionada y colectiva, fortaleciendo los lazos de compañerismo entre las participantes. Se inició este proyecto con una convocatoria a todas las mujeres de Ñuble, con el fin que enviarán sus creaciones con un triple propósito:

  1.  Evidenciar la existencia de una cantidad indeterminada de mujeres escritoras en Ñuble.
  2. Visibilizar los trabajos creativos de las mujeres de la región de Ñuble.

  3. Constituir un grupo mujeres de la región con temática literaria.

 

En torno a estos motores, se determinaron las siguientes actividades a realizar, dispuestas en una planificación ordenada cronológicamente: 

  1.  Realizar un catastro de las mujeres escritoras de la región de Ñuble.

  2. Crear una plataforma virtual de los trabajos literarios de las mujeres participantes.
  3. Desarrollar talleres literarios y afines para mujeres escritoras fomentando un mejor desarrollo literario.
  4. Producir un texto con los trabajos de las mujeres como producto final.
  5. Formación de un grupo literario de mujeres de la región, con el fin de difundir los trabajos de estas a nivel local y nacional.


El colectivo Mujeres Peligrosas propone:

  • A corto plazo: Generar una plataforma de trabajos literarios de todo ámbito de mujeres de la región, sin importar el estilo que trabajen, y difundirlos de manera virtual, con el fin de motivar a la escritura femenina y visibilizar sus trabajos.

  • A mediano plazo: Desarrollar talleres para la formación y entrega de herramientas literarias para el trabajo artístico e intelectual  de las mujeres escritoras de Ñuble y la creación de jornadas literarias y charlas afines para visibilizar al público ñublesino las nuevas voces literarias.

  • A largo plazo: Constituir un grupo mujeres de la región con temática literaria y gestionar la creación de un texto de esta experiencia y de los trabajos que aquí se realicen, ya sea con fondos públicos o auto gestionados.

 

CONCLUSIONES

Si bien, bajo gobiernos progresistas, han existido avances para la mujeres, debidos a diferentes tratados internacionales suscritos por nuestro país, estos han sido deficientes, debido a que se basan en políticas de inclusión programadas para tal efecto, que responden a una sesión aceptada y claramente delimitada, en espacios dónde antes era conocida la presencia masculina.  La finalidad de esta “apertura femenina” es meramente discursiva y propagandística, bajo un imaginario de “igualdad” que en la práctica, es desigual.

En consideración de lo anterior, nuestra propuesta como Mujeres Peligrosas entiende que el ejercicio de la escritura de mujeres en este contexto, es una herramienta que permitiría desestabilizar el sistema patriarcal in situ, puesto que plantea la idea de la capacidad proactiva y creadora de las mujeres, para apropiarse y/o crear espacios de expresión que, en la actualidad, se ven dominados por hombres. 

La formación se espacios propios donde podamos rebelarnos, construirnos y repensar nuestro rol y lo que se espera socialmente de nosotras por ser mujeres, permitirán visibilizar, exhibir y materializar lo que realmente queremos y necesitamos como grupo social.

Necesitamos instalar a la mujer en el centro de la producción literaria e intelectual y, a partir de  nuestra realidad, plantear  nuevos tratos, nuevas valoraciones, nuevas ideas y una nueva historia, donde seamos partícipes como entes activos en su elaboración.

 

REFERENCIAS

  • INE, Estadísticas de Género. http://www.ine.cl/estadisticas/menu-sociales/genero.
  • Mantilla, Carmen. Índices de feminización de la producción y circulación de obras literarias en Chile. Documento de Apoyo Proyecto Fondo del Libro y la Lectura 2019 – Línea Investigación Julio de 2018 (inédito) [1]  Para mayor información, contactarse la autora: cmantillamatus@gmail.com

Contacto Colectivo Mujeres Peligrosas: bailahuenmujeres@gmail.com

Ver notas relacionadas:
Convocatoria: Escritoras de Ñuble, Mujeres Peligrosas

“La Ciudad de las Mujeres”: Lectura Poética en La Aldea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *