Ñuble y Chile: Deudores del Fondo Solidario se organizan por la condonación y el fin al lucro en la educación

Comenzó como un grupo de Facebook. La trabajadora social ñublensina, Gabriela Sepúlveda, tras cinco años pagando el Fondo Solidario y observando que su deuda no disminuye, se cuestionó por qué cuando se discute la condonación de los créditos universitarios, no se hace referencia al que ella pactó al momento de ingresar a la Universidad del Biobío.   Así surgiría Condonación Fondo Solidario Nacional, plataforma que a la fecha reúne a cerca de 15 mil deudores y deudoras que, en plena coyuntura social, articulan su demanda a lo largo de todo Chile y parte del extranjero.

Conversamos con la coordinadora de la iniciativa:

 

  • ¿Qué les ha permitido en lo inmediato el agruparse como deudores de este crédito?

Lo primero, organizarnos por región y comenzar a recoger antecedentes de los deudores. Para eso estamos invitando a incorporarse al catastro que, en el caso de Ñuble está en el grupo de Facebook “Condonación Fondo Solidario Ñuble”. El objetivo es saber más o menos la cantidad de deudores del Fondo Solidario que existen nivel nacional y la condición en la que se encuentran, y en base a eso levantar un petitorio nacional. Diferentes comunas están en diferentes etapas, porque también hemos querido tener un respaldo, poder conocer la ley, ir a las universidades locales y preguntar sobre la situación del Fondo Solidario, y en esas fases estamos. Hay zonas que ya han podido avanzar hacia cabildos y otras que han convocado a marchas para visibilizar el tema.

Hay gente del Fondo Solidario que también tiene créditos institucionales, es decir, que le debe a la Universidad un crédito complementario, o que en lugar de eso tiene un CAE junto con el Fondo Solidario. Hay muchos deudores y muchas historias de deudores bien fuertes donde este problema se suma generalmente con la cesantía, la inestabilidad económica, problemas familiares, enfermedades… Todo esto nos dio la inquietud de visibilizar la causa del Fondo Solidario porque hasta ahora solo se estaba hablando del CAE.

 

  • ¿Perciben ustedes alguna diferencia radical entre ambos créditos como para que el Fondo Solidario no figure tan abiertamente en la discusión de la deuda educacional?

El Fondo Solidario es anterior al CAE y se nos dijo que al devolverlo permitíamos el estudio de otro estudiante del futuro. Esa era como la premisa con la que nos convencían, “hay que devolverlo para que así otra persona tenga la oportunidad de estudiar” pero en el fondo, si bien lo intereses no son tan altos como el CAE y no estamos comprometidos con la banca, y eso marca una gran diferencia, los intereses son enormes y en UTM.

Si uno queda cesante tiene que pagar igual porque se declaran los ingresos de manera desfasada, se declara lo que se gana el año anterior, y por eso muchas personas aparecen como que dejaron de pagar voluntariamente, cuando en realidad es por cesantía. Obviamente la deuda se suma. Si uno no cancela o no rinde todos los años la declaración, los 12 años en los que caduca se aumentan a 20 y pasas a Dicom, sí o sí te llevan a Dicom.

Queremos la condonación, pero igual tenemos claro que debemos armar otros planes alternativos por si no podemos conseguir la condonación total: Descuentos, profundización de la ley que se está promulgando “Educación sin Dicom”…  Nosotros estamos enlazados con Deuda Educativa, que es la plataforma que lleva más tiempo levantando la causa particularmente en relación al CAE, y vemos necesario alinearnos con ellos para hacer una petición en conjunto, tanto nosotros, el CAE, Corfo y todos los créditos institucionales, unidos, pero visibilizando cada crédito, esa es la idea más o menos de la condonación.

 

Buenos días colegas profesionales! Les paso a comentar en las tareas que nos encontramos en la actualidad como equipo…

Publicado por Gabriela E. Sepúlveda en Miércoles, 13 de noviembre de 2019

 

  • Existen detractores de la posibilidad de condonar la deuda de quienes ahora son profesionales, su argumento principal es no es viable a nivel presupuestario…

Yo creo que es un tema de organización y de voluntad porque en el fondo, nosotros le debemos en este caso a Universidades, y es el Estado el que debería garantizar el acceso a la educación gratuita, especialmente en las universidades estatales. En todas, pero al menos que el ejemplo partiera por ahí. La calidad de esa educación también sería mucho mejor. El tema del ingreso también podría ser diferente.

Cuando consideramos la educación como derecho, no podemos ver con normalidad el hecho de devolver, de pagar, de que nos cobren o nos pasen a Dicom. Estar endeudados significa no poder postular a vivienda propia por estar en Dicom, teniendo que arrendar de manera permanente, lo que profundiza este círculo vicioso que afecta a la familia de profesionales a los que se eleva a una categoría de clase media, pero en realidad están endeudados hasta las masas.

También es importante considerar vías de retribución que reemplacen total o parcialmente el pago de la educación superior, generar más proyectos o políticas sociales donde podamos implementar nuestros conocimientos en beneficio del sistema público y de la sociedad, como ocurre en el caso de los médicos.

 

  • ¿Se sienten estafados por esta fórmula que, en teoría, venía a cubrir las dificultades de familias vulnerables para la formación de sus hijos?

Yo creo que sí. Si bien se nos dijo que teníamos que devolver este dinero, cuando firmamos no nos dijeron a cuantos años era o los intereses. Uno termina pagando el doble de la carrera. En mi caso, por ejemplo, he pagado 5 años y debo todavía 8 millones, estoy pagando y al otro año voy a deber igual 8 millones, porque la UTM sube. Esto debería haberse planteado, la duración exacta, los intereses fijos, que nos explicaran bien… Entregan el pagaré, el notario está al lado y te hace firmar. La mayoría de las veces no hay un adulto que te acompañe. Estás ahí, tienes que firmar, y no te explicaban la letra chica, no queda claro. Eso es como la estafa yo creo.

 

  • ¿En cuánto estiman el pago mensual en relación al sueldo de un profesional promedio?

Yo te puedo dar mi ejemplo como egresada de la UBB. En mi caso la universidad te pide que todos los años declares tus ingresos del año anterior. En función de eso calcula una proporción que divide en 4 cuponeras, que rondan alrededor de $400,000, dependiendo de tu sueldo, y que puedes pagar a lo largo de todo el año. Si tienes un sueldo por decir “alto”, quizás puedas pagarlo, pero si estás, como muchos de los trabajadores, a honorarios, a contrata o en un proyecto… tienes hijos, dividendos, enfermedades, catástrofes familiares, dices “tengo a mi hijo enfermo y tengo que pagar la U”, y evidentemente existen prioridades.

También afecta la capacidad de ahorro, porque logra planificarse todos los años para pagar. Por eso, si no se logra condonar la deuda, lo mínimo sería que pudiésemos establecer una cuota fija, con plazos establecidos, que no sean 12 años… es mucho tiempo pagar una carrera universitaria 12 años.

 

  • 12 o más años en que el problema se va enquistando en las familias y deja de ser solo un tema económico…

Sí, yo creo que es más lo que nos aqueja. Somos clase media y la clase media no está bien visibilizada en todas estas peticiones. Entonces claro, se cree que como estudiamos en la universidad y tenemos como un status por ser profesionales, no tenemos problemas económicos o no son tan complicados como en otros casos. No digo obviamente que no sean otros problemas mucho más graves, pero esto igual afecta a lo cotidiano de la sociedad.

La gente no puede desentenderse de sus deudas, es un tema preocupante y agotador, sobre todo cuando no puede costearse por enfermedades de sus hijos, por el desempleo… incluso se retienen impuestos cada vez que declaran. Se crea un círculo vicioso de deuda que no te deja surgir porque no te deja postular a casas, no puedes acceder a créditos para repactar deudas y, en el fondo, se vive para pagar deudas todo el rato. Es algo que afecta no solamente a lo económico, sino que también a la sociedad, a la familia chilena en todos lados.

 

 

Contacta con la plataforma en Facebook, Twitter, Instagram y el correo electrónico condonacionfondosolidario@gmail.com

Comparte esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *