#Ñuble: Preocupación por proliferación de redes que exponen fotografías de menores Foto: Scoop

Molestia y preocupación ha causado durante las últimas horas la proliferación de perfiles de Instagram en los que han sido reconocidas fotografías de estudiantes de diferentes establecimientos educacionales de Chile, entre ellos algunos de Ñuble. La situación no solo vulneran la intimidad de las menores al tratarse de imágenes obtenidas sin permiso a partir de fuentes personales, sino que además está agravada por su utilización con evidente connotación sexual, pese a no contener descripción ni desnudos. Una estrategia que permite que este contenido se mantenga en línea por encima de las acciones de reporte y bloqueo  realizadas masivamente por las propias afectadas y sus cercanos.

 

 

Tal como señala la agrupación local de Estudiantes Secundarias Feministas, la impunidad en la que operan estos perfiles se debe a que no infringen las normas de comunidad de la plataforma, la cual al ser alertada, analiza el contenido a través de algoritmos y no detecta contenido censurable por parte de quienes publican. Sin embargo, tanto la selección de imágenes, los nombre de las cuentas como los copiosos comentarios recibidos sin moderación por parte de el o los administradores del contenido, pese a ser abiertamente lascivos, dibujan estos espacios como nichos de potenciales depredadores sexuales.

Estas redes que limitan con la legalidad burlan incluso el escrutinio público mediante el cambio frecuente de nombre de usuario, la utilización de bloquadores de IP y otras estrategias que hacen más opaco el proceso de dar con los responsables. Frente a esta cloaca virtual las jóvenes solicitan a la comunidad continuar reportando estos y otros perfiles similares, además de facilitar información en caso de conocerse antecedentes de los autores.

DENUNCIA FORMAL Y AUTOCUIDADO

Consultado al respecto, el Comisario Pedrio Labraña del la Birgada del Cibercrimen de la PDI (Concepción), señaló tres instancias a las que las afectadas pueden acudir para realizar denuncias formales en este tipo de situaciones: Carabineros de Chile, Policía de Investigaciones y Ministerio Público, instituciones desde las que se emitirá la orden de investigar y se abrirán procesos judiciales que podrán apelar a tratados internacionales que permiten dialogar de manera directa con las empresas tras las redes sociales.

“Lamentablemente, la única forma de estar seguros es no exponernos. Cuando hacemos charlas a jóvenes insistimos mucho en el cuidado personal. Puede sonar drástico, pero lo ideal sería que ningún menor de edad tuviese redes sociales o que estas estuviesen supervisadas estrictamente por sus padres, porque una vez subimos material a Internet, aunque tengamos una alta privacidad activada, este se vuelve público. Ese es un contrato que firmamos cuando aceptamos los términos y condiciones. Habitualmente no lo leemos y nos exponemos a las malas intenciones de terceros”, indicó el comisario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *