Fotografía: Claudio Santana/Aton Chile

Organización Mapuche acusa vulneración de derechos por parte de la Municipalidad de Chiguayante Fotografía: Claudio Santana/Aton Chile

La Asociación Indígena Rayén Leufu de Chiguayante reclama estar siendo víctima de graves vulneraciones de derechos por parte de la Municipalidad de dicha comuna, principalmente de su alcalde José Antonio Villalobos, concejales y funcionarios de la Administración de Salud y de Educación de la Comuna.

A fines del año 2018 la Municipalidad postuló a fondos del Servicio de Salud Concepción con el objeto de construir una Ruka que serviría para desarrollar un proyecto de salud intercultural y recuperación de cultura Mapuche. El lugar escogido para llevar a cabo el proyecto fue la «Granja Educativa», ubicada en un terreno administrado por la Municipalidad, que por sus características naturales -presencia de un curso de agua permanente que nace en el cerro Manquimávida y desemboca en el Río Biobío- reunía todas las condiciones para llevar a cabo el proyecto, de acuerdo a la cosmovisión y espiritualidad Mapuche. La Asociación Indígena Rayen Leufu fue la encargada de materializar el proyecto, movilizando energías y trabajo para ese fin. Al poco tiempo, Rayen Leufu constató que la Municipalidad tenía en total abandono el terreno en el que se emplazaría la Ruka, el que era utilizado para fines particulares y para la mantención de caballos, los que contaminan las aguas, y que en poco tiempo destrozaron la construcción y los árboles nativos que fueron plantados por personas de la Asociación como parte de ceremonias y rogativas.
«Hemos intentado de todas las maneras posibles dialogar con la Municipalidad, les hemos manifestado que este proyecto es de vital importancia para nosotros como Mapuche, pone en valor nuestros saberes ancestrales sobre protección de la naturaleza y está estrechamente vinculado a nuestra espiritualidad, pues ha venido una Machi a realizar ceremonias y rogativas, pero las autoridades comunales no quieren escucharnos. Les hemos señalado que nuestro propósito es desarrollar un espacio en que podamos encontrarnos y enriquecernos todos los habitantes del territorio, no solo los Mapuche. Pero la Municipalidad una y otra vez ha evitado el envío de documentos, la realización de reuniones, la entrega de información.
 

En estos tiempos en que todos hablan de respeto a los Derechos Humanos, de la necesidad de reconocernos como un país diverso, podemos decir con certeza que la Muncipalidad de Chiguayante no nos respeta ni nos escucha, no tiene intención de dialogar, incumple sus promesas y aún más grave, desconoce y vulnera Tratados Internacionales que Chile ha ratificado, vigentes hoy en Chile y obligatorios para los funcionarios públicos, pues en conformidad al Convenio 169 de la  Organización Internacional del Trabajo todo lo que la Municipalidad haga sobre el espacio en que se encuentra la Ruka debe ser realizado previa Consulta Indígena. Nada de eso ha sucedido. Es por ello que hemos decidido hacerlo público, manifestando además que adoptaremos las medidas que en justicia nos corresponden», señaló la dirigenta Mapuche María Olmos Loncopán, integrante de Rayen Leufu.

 
La Asociación se reúne para abordar la problemática, hoy martes 24 de diciembre a las 11.00 horas, en la Granja Educativa de la comuna de Chiguayante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *