Pidieron retirar una bandera LGTBI y los vecinos respondieron colgando 400

El próximo 28 de junio se celebrará el Día Internacional del Orgullo LGBT y son muchas las instituciones y organizaciones que se encuentran preparando y realizando reivindicaciones a favor de la causa.

Es el caso del Ayuntamiento de Villanueva de Algaidas, España, donde se colgó una bandera LGTBI como muestra de su apoyo al colectivo. Con este gesto, el gobierno municipal quiso colaborar en pro de la igualdad “en su término más general”, pero tristemente tuvieron que retirarla tras solo 48 horas.

Tres vecinos de la pequeña localidad acudieron a la Guardia Civil para solicitar su retirada, además, uno de los concejales del municipio también emitió una queja formal respecto a la bandera. “Lo estudiamos y vimos que existía una base legal para ello, así que la quitamos”, explicó el alcalde Juan Cívico.

 

 

Cuando una bandera gay se quita, surgen 400

A raíz de lo sucedido, el pueblo se levantó para mostrar su apoyo al colectivo LGTBI. Un vecino de Torremolinos, localidad cercana a Villanueva de Algaidas, se ofreció para llevar banderas y colgarlas por todo el pueblo.

Antonio Carlos Alcántara llevó más de 350 banderas al pueblo tras percatarse de la situación: “Yo voy todos los miércoles al pueblo a comer con la familia, así que me las llevé para regalarlas y ponerlas a disposición de todo el que la quisiera”.

Pero no esperaba tal recibimiento. Alcántara recibió múltiples peticiones y pasó varias horas repartiendo las banderas a los vecinos de la localidad junto a un amigo.

De esta manera, la pequeña localidad se cubrió al completo con los colores del arcoíris. “Incluso las tiendas que tenían este tipo de tela han gastado todas sus existencias, hay arcoíris por todas partes”.

 

 

Balcones, ventanas, puertas, bares, espacios deportivos, parques… Todos los rincones del pueblo son ahora una reivindicación por el respeto, dignidad y derechos del colectivo LGTBI. “Con bandera o sin bandera, el equipo de Gobierno quiere dejar claro que, pese a quien le pese, siempre se va a posicionar a favor de la igualdad, la tolerancia y el respeto de todos colectivos”, explicó el ayuntamiento en un comunicado. “Seguimos reivindicando este día que tanta importancia tiene para tantas personas que siguen sufriendo discriminación, falta de respeto o incluso violencia física por su condición sexual”.

«Del Ayuntamiento la han quitado, pero de mi balcón no la va a quitar nadie», expresaron los vecinos y vecinas.

 

 

El ejemplar apoyo hacia las personas homosexuales, transexuales o intergénero para reivindicar la tolerancia y la igualdad de toda persona, sea cual sea su sexo o su identidad sexoafectiva, por parte de este pueblo se ha convertido en uno de los momentos más emotivos en torno a las actividades relacionadas con el 28 de junio.

Este pueblo, abierto, diverso, plural y comprometido, ha demostrado que la voluntad de quienes persiguen la dignidad y el respeto colectivo no puede quebrarse por una minoría intolerante.

 

Comparte esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *