Repudio y Sospechas en Torno a la Muerte de Camilo Catrillanca Generan Ola de Manifestaciones

Espontáneo repudio de distintos sectores, intensificación de las sospechas de intencionalidad  y cuestionamiento de la pertinencia de las Fuerzas Especiales de Carabineros en La Araucanía causó la muerte del joven de 24 años Camilo Catrillanca Marín, reconocido dirigente de la comunidad de Temucuicui, nieto del lonko Juan Catrillanca, quien recibiera un impacto de bala, mientras se encontraba trabajando al interior de un tractor, en medio de un confuso operativo que, de acuerdo a informes oficiales, correspondería a la persecución de los responsables del robo de tres automóviles.

El general director de Carabineros, Hermes Soto, aseguró que los hechos ocurrieron en medio de un enfrentamiento armado con miembros de la comunidad y que, previo al peritaje, no existe certeza del origen de la bala que terminaría por sumar una decimoquinta víctima mortal mapuche en acciones del Comando Jungla, unidad entrenada para intervenir los territorios en conflicto.

Desde el Instituto Nacional de Derechos Humanos, en tanto, su directora señaló para La Tercera que “es muy peligroso que un comando con ese nivel de especialización, de partida participe en procedimientos regulares de la policía que tienen que ver con delitos comunes. Puede sonar muy santiaguina mi opinión, pero aquí no sale FF.EE. cuando se roban los autos (…) el robo de autos no es proporcional con la participación de un escuadrón que tiene formación antiterrorista en Colombia”.

La gravedad de la situación ha provocado que organizaciones y particulares de diferentes puntos del país coordinen manifestaciones públicas que buscan exigir el fin a las medidas de represión policial impulsadas por el Gobierno que tienen por objetivo neutralizar las luchas sociales y a quienes las promueven. Cabe mencionar que durante 2011, Catrillanca fue uno de los líderes del movimiento estudiantil que consiguió la creación de un liceo intercultural y el aumento de becas, activismo que también se pudo ver materializado en su participación en la recuperación de tierras y la petición de desmilitarizar los territorios en conflicto, vinculando su historia a la sentida y reciente pérdida de destacados dirigentes medioambientales muertos en circunstancias dudosas y a posibles móviles de interés político-económico. 

Sumándose a otras ciudades, Chillán participará este jueves 15 de noviembre con una velatón a las 18:30 horas, en el céntrico Paseo Las Palmas.

 

 

 

“Nuestro pueblo está sufriendo, tenemos rabia pero al mismo tiempo queremos decirle al Estado que se haga responsable”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *