Revueltas y Revueltos: Migración Haitiana en Chile Claudia Aguayo Calabrano, Proyecto Socio-educativo La Revuelta

Actualmente vivimos una movilidad humana a nivel global difícil de dimensionar y se corresponde con procesos de migración ya sea por desastres naturales o sociales, u otras causas, pero la constante es la búsqueda de una mejor calidad de vida.

La migración trae en sí misma una apuesta por la dignidad, pues supone una confianza en el desarrollo de relaciones de solidaridad en los lugares a los que se llega, eso pone de manifiesto que hasta en las situaciones más adversas el ser humano apuesta por la vida y por los lazos que la permiten. Sin duda este es un aporte importante al pensamiento y a la creación de una nueva identidad cultural con principios de colaboración y cooperación.

Chile es un país profundamente neoliberal en el cual se busca dar soluciones individuales a los problemas de la vida generando una escisión con el resto de los seres y el medio ambiente. El sistema de vida se basa en procesos de exclusión por tanto se generan condiciones sociales para el ejercicio institucional del racismo y la xenofobia. Por ejemplo, las niñas haitianas en Chile son una población especialmente vulnerable en Chile y no son temas problematizados por la sociedad chilena ni se da pie a la creación de políticas públicas especiales.

La migración haitiana en Chile creció en los últimos 3 años, aproximadamente un 800% lo que significa la entrada de más de 40.000 personas con visa de residencia, y se transforma en el país donde más crece el número de inmigrantes en la última década.

Chile proyecta hacia afuera crecimiento y estabilidad económica, y en el resto de Latinoamérica ya se habla del “Chilean Dreams”, el sueño de venir a gozar de los frutos del espejismo de la economía chilena. Este “sueño chileno” se rompe al llegar y vivenciar que la abundancia mineral y marítima de nuestro país, va en beneficio exclusivo de una élite y no al desarrollo social. La realidad que encuentran es precarizada, llegando incluso a vivir en condiciones peores a las que estaban en Haití.

Las sociedades dentro de un sistema capitalista eurocéntrico y global pasamos por procesos de despojo material y simbólico, y se genera una identidad en el despojo, dependiente de la estructura de desigualdad en la que estemos (raza, nivel socioeconómico, género, etc). No importa cuan grandes sean las diferencias que podamos presentar como pueblos, puesto que si habitamos un mismo territorio, tenemos un futuro común, por eso es que un flujo migratorio afrodescendiente es un valioso componente en nuestra constitución cultural y la creación de espacios interculturales y transculturales es una herramienta para que suceda de esta forma.

En Chillán creamos el proyecto socioeducativo La Revuelta como una propuesta para generar relaciones de solidaridad con la población migrante haitiana.

1 thought on “Revueltas y Revueltos: Migración Haitiana en Chile Claudia Aguayo Calabrano, Proyecto Socio-educativo La Revuelta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *