Versionan bodegones clásicos para evidenciar un trágico invitado de nuestra actualidad Imágenes: quatrecaps

El bodegón o naturaleza muerta, es un tipo de composición pictórica en la que diversos elementos inanimados son utilizados como modelos distribuidos sobre un fondo, ya sea como simples ejercicios de prácticas o como complejas alegorías cargadas de simbolismos y metáforas.

Con antecedentes que se remontan hasta las tumbas del Egipto, Grecia y Roma de la antigüedad, este formato ha sobrevivido a los siglos gracias a su versatilidad, sin embargo, y por mucho, los principales protagonistas de estas composiciones han sido los alimentos. Piezas de frutas, carnes, vino, pan y otros diversos elementos figuran en abundantes banquetes o en frugales mesas, como pistas de las vidas de sus comensales.

De esa idea surge «Not Longer Life», del estudio Quatre Caps, una serie de famosos bodegones, patrimonio de la pintura clásica, reinterpretados con la adición de un pequeño pero relevante giro:  Cada alimento se muestra con los envoltorios, etiquetas y otros contenedores plásticos con los que hoy es habitual encontrarlos a la hora de adquirirlos.

En efecto, la propuesta se trata de una denuncia sobre el inmenso volumen de plástico de un solo uso que se produce y desecha, siendo un porcentaje muy alto de éste, el que se destina al empaque de productos alimenticios que, como la fruta y la verdura, no requieren más que su propia piel.

Para el próximo año, se estima que la producción de plástico alcanzará alrededor de 500 millones de toneladas y que la mayoría de ellos tardarán aproximadamente 600 años en biodegradarse, muchos años (¡siglos!) más que el tiempo de existencia de las obras originales tomadas como referencia:

 

Basado en “Bodegón con higos y pan”, de Luis Egidio Meléndez (1770)

 

Basado en “Bodegón con uvas”, de Claude Monet (1888)

 

Basado en “Bodegón con membrillo, repollo, melón y pepino”, de Juan Sánchez Cotán (1602)

 

Basado en “Naturaleza muerta de un banquete con un ratón”, de Abraham Van Beyeren (1667)

Basado en “Cesto con frutas”, de Caravaggio (1596)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *