Consejos prácticos para ser un buen aliado de la comunidad LGBTI+

Este año no habrá desfile del Orgullo, al menos no tal y como lo hemos conocido desde hace décadas. Sin embargo, a pesar de todo, este día de reivindicación sigue vigente con la misma necesidad e importancia, por lo que será celebrado alrededor de todo el mundo.

Es importante recordar que el inicio del movimiento en favor de los derechos LGBTI+ nació luego de una rebelión en contra de la violencia y represión policial a finales de la década de los 60 en el Stonewall Inn, un popular bar gay de Nueva York.

Siempre existieron movimientos y voces en contra del abuso hacia el colectivo, claro, pero nunca se había logrado tal punto de unión y masificación en pro de los derechos y dignidad LGBTI+.

A pesar de los enormes avances y reconocimientos logrados a través de este movimiento, aún hay mucho por hacer, especialmente con la comunidad trans, que es terriblemente abusada y discriminada producto de prejuicios que se encuentran profundamente arraigados en la sociedad.

Por ello y por los derechos de todo el colectivo, cada año millones de personas salen a la calle para celebrar con orgullo sus diversas identidades. Un día que para muchos y muchas supone un oasis en una vida llena de violencia y estigmas.

A este movimiento se suman personas no pertenecientes a la comunidad, personas que defienden los derechos LGBTI+. Por supuesto no tiene nada de malo participar en los festivales del Orgullo siendo una persona heterosexual y cisgénero, todo lo contrario. Sin embargo, existe una diferencia enorme entre apoyar a la comunidad LGBTI+ de forma sincera y consecuente y tratar el día del Orgullo como si se tratara de una colorida excursión a un parque temático.

Los aliados son personas que apoyan a esta comunidad en todo momento y no solo en las marchas. Por ello, te compartimos algunos consejos para ser un buen aliado del Orgullo:

 

 

Entiende que no eres el foco de atención

 

Puede que nunca preguntes eso de “¿por qué no existe un día del orgullo hetero?”, o peor, “¿por qué no existe un día de las personas normales?”, sin embargo, la mayoría de heterosexuales no terminamos de comprender en qué consiste el Orgullo.

Y es comprensible, no se puede entender aquello que no puedes sufrir en carne propia. El abuso, la intolerancia y el miedo provocado duele, pero quienes no forman parte del colectivo no pueden dimensionar cuánto y de qué manera.

Es necesario apoyar y acompañar, pero nunca con voluntad de destacar. Los desfiles del Orgullo fueron concebidos como un espacio seguro destinado a la comunidad LGBTQ en el que poder ser ellos mismos, como un espacio de empoderamiento y rebelión contra la sociedad heteronormativa.

 

Reconoce tu privilegio…

 

Como decíamos, es difícil entender la dimensión de la discriminación sin experimentarla en carne propia. Reconocer tu privilegio al no formar parte de una minoría abusada puede ser todo un desafío.

Casarte con quien amas, adoptar, no sufrir discriminaciones en centros de salud, poder visitar a tu pareja en el hospital sin ningún obstáculo burocrático, no ser despedido por tu orientación sexual y/o de género, no ser agredido e insultado por este mismo motivo, caminar sin miedo por la calle…

Todos y todas tenemos privilegios que otras personas no tienen. No somos responsables de la construcción de este sistema abusivo e intolerante, aunque si tenemos la responsabilidad de mejorarlo.

 

Y úsalo

 

Es necesario apoyar de forma activa a la comunidad, durante el mes del Orgullo y durante cada día del año. Como persona hetero y cisgénero no hay que limitarse a ser un aliado en momentos de “celebración”, es necesario concienciarse respecto a los privilegios y usarlos para promover la inclusión y el respeto hacia la comunidad LGBT+.

 

 

Alza la voz

 

Puede resultar sencillo hablar desde redes sociales o gritar en medio de una marcha donde miles de voces consignan los mismos ideales de respeto y dignidad. Pero, ¿estás dispuesto/a a alzar tu voz contra la homofobia en el trabajo, en la escuela o en casa?

Denuncia, actúa y no permitas que se cometa cualquier tipo de abuso o discriminación. Usa tu voz de privilegiado para dar voz a los demás.

 

Infórmate

 

Investiga, lee y repasa los problemas que afectan a la comunidad LGTBI+. Está bien y es necesario hacer preguntas, pero no esperes que un miembro de la comunidad te eduque al respecto.

Debes asimilar términos y conceptos que no resulten ofensivos, tarea para la que internet puede ser de gran utilidad si buscas las fuentes adecuadas.

Antes de asistir a desfiles o festivales, asegúrate de comprender el significado e historia de estos eventos. Por ejemplo, ¿por qué se celebra el Orgullo en junio?

Celebremos este mes educándonos al respecto y aprendiendo más sobre el movimiento y la lucha que protagoniza.

 

 

Lleva tu activismo más allá de las redes sociales

 

Las redes sociales son una herramienta maravillosa. Nos permiten construir comunidad, conocernos, identificarnos, educarnos y unirnos.

Hay muchas plataformas que nos permiten amplificar nuestras voces e inspirar a muchas personas. Sin embargo, es necesario involucrarse y apoyar más allá de éstas.

Encuentra organizaciones en favor del movimiento y ofrece ayuda, participa en marchas, alza tu voz en contra de injusticias o corrige palabras hirientes e insensibles, así como chistes ofensivos que refuercen estereotipos en contra de la comunidad LGBTI+.

 

 

Comparte esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *