Hábitat submarino: Proyecto chino utiliza terracota e impresión 3D para repoblar los arrecifes fotos: dixielandtarragona

Agentes como las mareas rojas, la contaminación o el aumento del tráfico marítimo, han ocasionado una dramática disminución de la población de corales en todo el planeta, un hecho que no solo afecta la biodiversidad de los enclaves, sino que también actúa como indicador de riesgo para la vida subacuática y la terreste.

Ante esta situación los responsables del Departamento de Agricultura, Pesca y Conservación de China, comisionaron a un grupo de científicos y arquitectos de la Universidad de Hong Kong para desarrollar un proyecto focalizado en la isla Doble, en Sai Kung.

La intervención consistió en la creación e instalación de un conjunto de 128 baldosas de terracota para favorecer la proliferación de nuevos habitantes de los arrecifes, comenzando por sus corales. Los hexágonos de 60 centímetros de diámetros cada uno, lograron cubrir 40 metros cuadrados de fondo oceánico, repartidos en tres puntos diferentes.

Cada pieza es una estructura que forma cavidades o arrugas donde el coral puede enraizar con facilidad, una propiedad que también se ve favorecida por el material de construcción: La terracota, una arcilla de amplia tradición en las tierras mandarinas, pero esta vez sometido a las técnicas modernas de la impresión 3D, aporta una gran porosidad que se mantiene incluso luego de ser cocida en hornos de altísimas tempraturas, sumándose así los dos factores que convierten este proyecto en un hábitat viable.

Tras la instalación de las placas, los expertos marinos del Instituto Swire de Ciencias Marinas de la universidad responsable, se alistan para estudiar el crecimiento de los corales durante los próximos dos años.

En colaboración con el Laboratorio de Fabricación Robótica de la Facultad de Arquitectura, los científicos tienen la intención de ampliar su experimento con la creación de varios diseños de baldosas impresas en 3D. De esta manera, las baldosas pueden ser diseñadas para adaptarse a las necesidades de cada zona.

Comparte esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *