Hasta el 7 de noviembre: Cabildos continuarán recogiendo propuestas ciudadanas Foto: NE Times

El jueves 7 de noviembre ha sido marcado como el plazo para que la ciudadanía a lo largo de todo el país, convoque, realice y sistematice los resultados de cabildos abiertos y sectoriales que aborden  la coyuntura en torno a una serie de preguntas destinadas a conducir el debate colectivo.

Balances preliminares realizados por la Mesa de Unidad Social, conformada por más de 100 organizaciones sociales, gremiales y ciudadanas (Coordinadora No más AFP, CUT, ANEF, Colegio de Profesores, etc.), permiten destacar de los cabildos desarrollados hasta la fecha, la predominancia de temáticas como la Asamblea Constituyente, pensiones, salud y educación, posicionadas como demandas urgentes.

 

De acuerdo a representantes del estamento social, existe un un sentir generalizado sobre la necesidad de “mecanismos que permitan realizar cambios estructurales, y ahí, la gran mayoría quiere una Asamblea Constituyente (…) La gente tiene claro que el modelo es el problema. Hay que repensarnos como sociedad”. De ahí radica el valor de estas consultas populares que, si bien no son de carácter vinculante, tienen el la capacidad de significar instancias informativas y de generación de propuestas para cambios sociales a nivel local.

 

Todos los ciudadanos y ciudadanas pueden articular cabildos, ya sean abiertos (para toda la comunidad) o sectoriales (en torno a una temática en particular, sindicales, gremiales, etc.) 

¿Cómo se hace?

Una vez conseguido un lugar público o particular donde desarrollarlo, se invita a la comunidad mediante redes sociales, email, grupos de whatsapp, barrios, etc., indicando la dirección, el día y horario. Antes, conviente preparar material como hojas para recoger las propuestas y pliegos de papeles para que la gente anote sus ideas.

Es fundamental para dar validez al proceso, elaborar una lista de quienes participen, consignando nombre, rut y firma de cada uno.

Se recomienda que el diálogo se desarrolle en grupo de 10 personas como máximo. Cada grupo resultante trabajará en responder las preguntas propuestas, definiendo al inicio la persona que moderará el grupo.

El moderador del grupo 1, por ejemplo, leerá las respuestas de su grupo a la primera pregunta. Luego se consulta a los moderadores de los otros grupos si tienen información que agregar a partir de las respuestas de su propio grupo. De esa forma la respuesta del grupo 1 se puede enriquecer con las respuestas de los otros grupos.

Luego otro grupo lee su respuesta a la siguiente pregunta, repitiendo el proceso para enriquecer su respuesta.

  • ¿Cuáles son las preguntas a trabajar?
  • ¿Cuál es el origen del conflicto actual?
  • ¿Qué ha generado el malestar ciudadano?
  • ¿Qué oportunidades ofrece esta movilización nacional?
  • ¿ Cómo es posible avanzar en mayor justicia social a partir de esta coyuntura?
  • ¿Existen demandas prioritarias para la ciudadanía? 
  • ¿Se necesita una Asamblea Constituyente para transformar Chile?
  • ¿Qué tipo de acciones se pueden realizar la ciudadanía y las organizaciones sociales para conseguir sus objetivos?

¿Qué hago con las respuestas?

Las respuestas finales, que fueron presentadas en la plenaria, son sistematizadas (ordenadas, redactadas y verificando que no se repita información). Una vez sistematizadas, es muy importante enviarlas junto al listado de asistencia al correo unidadsocialnacional@gmail.com, donde procederán a sistematizar toda la información que se genere en las diferentes regiones del país, para elaborar un documento nacional, que recoge las propuestas de la población chilena para resolver democráticamente la forma de avanzar hacia una mayor justicia y recuperación de derechos sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *